Blog para recuperarla o recuperarte en el intento

La higiene de pensamientos

abril 25, 2015 Indefinible 5 Comments

La higiene de pensamientos es algo muy importante para la felicidad de cualquier persona en cualquier momento de su vida. Si justo estás en un momento delicado debido a una ruptura o un desengaño amoroso, ¡entonces la higiene de pensamientos es aún más importante, si cabe!

¿Y qué es exactamente la higiene de pensamientos?

Empezaré por hacer una pequeña analogía: tu mente es algo que nadie más puede ver o conocer; un territorio vedado donde únicamente tú mismo tienes acceso. Del mismo modo, el espacio debajo de tu cama o del sofá del comedor, es algo que los invitados que puedas tener en casa rara vez van a mirar. Se podría decir que tú eres la única persona que tiene acceso a saber qué hay en ese espacio. Si haces la limpieza del hogar y barres el suelo, ¿recogerás la suciedad y la tirarás a la basura, o la meterás directamente debajo del sofá, un espacio que sólo tú ves, para que los demás no se den cuenta de que tu casa está sucia? Apuesto a que esto último te haría sentir, en última instancia, a medida que la porquería se acumulara debajo de tus muebles, que vives en una casa sucia. Y esta idea seguramente no te haría muy feliz.

Al igual que en nuestra casa se acumulan pelusas, polvo y suciedad, nuestra mente es invadida cada día por cientos de pensamientos negativos. El pensamiento negativo es inevitable. Basta con que alguna circunstancia externa no sea favorable para que a nuestra mente acuda un pensamiento negativo. Puede ser que los resultados en algo concreto no hayan sido los que esperábamos; o puedes ser que incluso nuestra vida no esté en línea con lo que quisiéramos que fuera. Muchas veces recibiremos gestos o comentarios de los demás que pueden molestarnos, podemos sentir que recibimos un trato injusto o que no somos lo suficientemente valorados. O, lo que es peor, que no somos suficientemente valorados por alguien que nos importa.

Estos pensamientos negativos que nos vienen a la cabeza tienen unas características muy concretas que me parece conveniente revisar:

  • suelen dramatizar y/o exagerar la situación vivida – “Me ha dejado mi novia. Ella era el centro de mi vida. Ahora mi vida ya no tiene sentido”.
  • contienen falsas creencias sobre los demás o nosotros mismos – “He intentado conocer a una chica y me ha rechazado. No le gusto a las chicas porque no soy lo suficientemente guapo/seductor/atractivo”.
  • hacer generalizaciones incorrectas a partir de casos concretos – “Mi novia me dejó por otro y me estuvo poniendo los cuernos durante 6 meses. Todas las tías son unas cabronas”.
  • hacen pronósticos erróneos, falsos o infundados – “Otra vez me ha salido mal con una chica. Nunca voy a encontrar el amor”.

Tanto las personas felices como las personas infelices, son invadidas por este tipo de pensamientos todos los días. Los ejemplos que he puesto están enfocados al terreno del desengaño amoroso, pero pensamientos con estas características también se dan en el transcurso de nuestro trabajo, de nuestros estudios, o de la relación con nuestros familiares, amigos o conocidos en general. Puede ser por ejemplo que sientas que tu trabajo no es reconocido en su justa medida, que a pesar de tu esfuerzo no consigas salir de la situación de desempleo o que un amigo te haya decepcionado. Puede ser que sientas que tus padres aprueban más el comportamiento de tu hermano que el tuyo, o incluso que lo prefieren a él. Como he dicho, estos pensamientos negativos se dan en cualquier ámbito, y los tiene todo el mundo.

¿Qué es lo que diferencia a las personas felices, positivas y resilientes, de aquellas personas que siempre están hundidas y ven el vaso medio vacío? En mi opinión, la diferencia más crucial es la habilidad con la que gestionan estos pensamientos negativos, de manera que neutralizan sus efectos dañinos y depuran su mente de toda esa suciedad, en lugar de dejar que se enquiste en su cerebro  hasta que puede llegar a generar problemas muy graves como son la depresión, la ansiedad o la falta de autoestima.

higiene

Esta forma forma de gestionar los malos pensamientos evitando que ensucien tu mente y, en última instancia, te causen problemas más o menos graves, es a lo que se le llama la higiene de pensamientos. A continuación, te damos unos cuantos tips para que tú también puedas superar y reponerte rápidamente de cualquier pensamiento negativo:

1. Cuida la forma en la que te hablas – Es muy habitual que las personas, en nuestro diálogo interior, nos faltemos al respeto a nosotras mismas, y que nos hablemos con más dureza de lo que le hablaríamos a los demás. Puede que seamos demasiado exigentes con nosotros mismos, o incluso injustos. Esto puede llegar a causarnos muchos complejos e inseguridades, así que cuidemos nuestras palabras no sólo con los demás, sino también cuando hablemos con nosotros mismos. No nos digamos cosas que no nos atreveríamos a decir a los demás.

2. Ten en cuenta que aunque seas humillado y desvalorado, tu valor como persona no se altera lo más mínimo – Hay una reflexión que leí en un libro de Paulo Coelho que, personalmente, me encantó. Trataba de un conferenciante que sacaba un billete de 100 euros (no recuerdo la cantidad), y entonces le decía al público: “¿Cuántas personas quieren este billete?”. Muchas gente del público levantó la mano. Después, el conferenciante lo arrugó, le escupió, lo tiró al suelo y lo pisoteo varias veces. Luego volvió a dirigirse al público: “¿Alguien sigue queriendo este billete?”. Como podéis imaginar, casi todos los que levantaron la mano lo volvieron a hacer. No impora que nos insulten, nos falten al respeto, seamos humillados: como personas valemos exactamente lo mismo.

3. Recúerdalo, en la vida, todo cambia en un instante – Esto es una gran verdad, tanto para lo bueno como para lo malo. Puede ser que estés triste, por ejemplo, por no tener trabajo. O por no tener novia. Pero luego, a veces estas cosas no se solucionan de forma progresiva. De repente, tu vida cambia en un segundo: sólo faltaba estar en el lugar correcto al tiempo correcto, o conocer a la persona apropiada. Entonces todo se vuelve fácil. Por eso nunca hay que perder la esperanza.

4. Ten paciencia – Aunque lo dicho arriba es totalmente cierto, a veces nos toca pasar periodos algo más frustantes, por lo que es muy importante que tengamos la capacidad de tener paciencia y pensar que lo bueno está por venir. A veces los cambios a mejor necesitan su tiempo para madurar. Y otras veces se necesita tiempo para sanar una herida. Sea como sea, recuerda que el tiempo lo cura todo.

5. Cultiva tu tolerancia a la frustración y sigue luchando – Muchas veces las cosas no salen como hemos esperado. A veces no hay que esperar a que deje de llover, sino aprender a caminar bajo la lluvia. En especial, cuando las cosas nos salen al revés, creo que es muy importante evitar actitudes del tipo “de perdidos al río”, en el sentido de ponerse a beber o a fumar porque te haya dejado tu novia, o cuidarte menos porque las cosas no te van bien. Nunca dejes de esforzarte en algo que te gusta porque no consigues los resultados esperados. Ni dejes de buscar empleo porque no te sale trabajo. No tires la toalla, no te rindas aunque las cosas vayan mal. Persevera, amigo. Ésta es una de las claves de la felicidad y la paz interior. Como se dice por ahí, “puede que la vida no sea la fiesta que hubiéramos esperado, pero ya que estamos aquí, bailemos”. Para mí el deporte es clave en esto: el deporte te enseña muchas veces que a veces se puede levantar un partido que parecía perdido.

6. No dramatices y usa la lógica para descartar pensamientos falsos – Cuando te pase algo que consideras muy malo y te sientas muy triste, compáralo por favor a que se te quemara todo el cuerpo y te quedaras deforme, o a que tuvieras un accidente y quedaras postrado en una cama en estado vegetativo. Hazlo por favor, compáralo. Verás que seguramente estás exagerando mucho tu situación, y que en la vida hay cosas mucho más malas. Al mismo tiempo, detecta las generalizaciones y las falsas creencias inducidas por los pensamientos negativos. Si las analizas fríamente, verás que son falacias sin sentido. Descártalas y alimenta tu mente sólo de creencias verdaderas, sin perder nunca la perspectiva. Nunca olvides the big picture, amigo.

7. Céntrate en las cosas buenas de tu vida – A pesar que algunas cosas no te salgan bien, seguro que tu vida tiene un montón de cosas que merecen la pena. A lo mejor tu novia te ha dejado, pero a lo mejor tienen unos grandes amigos con los que puedes contar. A lo mejor tienes aficiones que te llenan y te hacen sentir feliz, y habilidades que no tiene todo el mundo. A lo mejor tienes una casa, un buen trabajo o una familia que te quiere. A lo mejor las cosas no te han salido tan bien como querías pero vales mucho, amigo. A lo mejor, a lo mejor.

A veces controlar lo que pasa por nuestra mente puede generar cambios muy profundos en nuestra vida, y tener mucho impacto en cómo nos sentimos con nosotros mismos y con los demás. En definitiva, ser feliz depende en gran medida de cómo pensamos. ¡Así que cuida tus pensamientos, sácale brillo a tus buenas ideas, descarta todos aquellos que sean tóxicos y no olvides de sacar cada día la basura mental! La higiene de pensamientos es la clave.

¿Estás preparado para el cambio?

#disfruta de la vida#Feliz sin mi ex#higiene de pensamientos#piensa en positivo#somos lo que pensamos

Previous Post

Next Post

Comments

  1. cama
    julio 12, 2017 - 10:56 pm

    Me impactó lo que dijiste, es muy esperanzador:

    “en la vida todo cambia en un instante…”, “…tanto para lo bueno como para lo malo…”

    “…estas cosas no se solucionan de forma progresiva. De repente tu vida cambia en un segundo…”

    De ahí muchas de las frustraciones, porque lo que vemos es que no solamente, no avanzamos, sino que retrocedamos. Excelente don maravilloso. Gracias

  2. Alma
    diciembre 15, 2015 - 2:21 pm

    Muchas gracias por estos artículos, la verdad es que son bastante alentadores y en ellos dices verdades importantes. Lo que sí me parecería aún mejor es que te dirigieses no solo a los hombres sino a todos. Yo por ejemplo soy una mujer y me ha venido muy bien leer tus consejos, no solo de esta entrada del blog sino de varias. Confío en llegar a la independencia emocional pronto. Gracias!

    • Don Maravilloso

      Don Maravilloso
      diciembre 17, 2015 - 7:44 am

      Hago lo que puedo 🙂 en el foto hay una sección para chicas 😉

  3. Charles88
    septiembre 28, 2015 - 9:59 pm

    Genial, leyendo esto es lo que necesita uno para coger sueño y despertarse con ganas mañana. Gracias por estos articulos

  4. Sergio
    septiembre 27, 2015 - 10:09 pm

    Gran artículo si señor!!

Bienvenido a este blog tan maravilloso. Acuérdate de ser conciso y escribir bien para facilitar mi lectura y no hagas abreviaciones tipo mensaje de texto

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas